Loading...

Crearse una cuenta en Facebook o Twitter significa renunciar a una parte de nuestra privacidad a cambio de estar conectados.

Así, parecería que para salvaguardar nuestra privacidad en internet basta con no crearse una cuenta en las redes sociales o cancelar la que tenemos… ¿O no?

De hecho, puede que no sea suficiente. Un estudio llevado a cabo por un grupo de científicos de la Universidad de Vermont (Estados Unidos) y la Universidad de Adelaide (Australia) asegura que las redes sociales cuentan con mecanismos para procesar los datos de personas incluso si no forman parte de su comunidad.

 

Leer noticia completa (BBC News)

  • Alt